Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

¿Sabes la diferencia entre intolerancia y alergia a la leche?

Desayunos Smoothies

 

La leche se considera un alimento esencial y bien balanceado para la alimentación del ser humano, ya que es fuente de proteínas de alto valor biológico, vitaminas, minerales y lactosa, entre otros componentes.

Muchas veces la intolerancia a la lactosa se confunde con la alergia a la leche de vaca, ya que los síntomas son similares, sin embargo, ambos problemas no están relacionados.

La alergia a la leche de vaca es una reacción a las proteínas (principalmente hacia una de las proteínas solubles de la leche, la b-lactoglobulina) provocada por el sistema inmune. Además, corresponde a una de las enfermedades por alergia alimentaria más comunes en el niño pequeño.

Dentro de los síntomas más frecuentes están:

 

  • Urticaria (ronchas en la piel)
  • Prurito (picazón de la piel)
  • Diarrea
  • Vomito
  • Tos
  • Anafilaxia (constricción de las vías respiratorias) puede ser fatal

 

Previo a definir la intolerancia a la lactosa es importante conocer que es la lactosa, esta se denomina comúnmente como “azúcar de la leche” es única en la naturaleza ya que se halla sólo en la leche de los mamíferos (vaca, cabra, oveja, etc.). Una de sus funciones más importantes es el transporte de minerales, facilitando la absorción de los mismos.

Para ser asimilada por el cuerpo humano, se requiere de una enzima denominada “lactasa”, su función es dividir la lactosa en glucosa y galactosa, los cuales son transportados al hígado para ser utilizados como la principal fuente de energía. Cuando se tiene una disminución o ausencia de lactasa, la lactosa no es digerida adecuadamente produciendo desórdenes intestinales, problema que se denomina como intolerancia a la lactosa.

La intolerancia a la lactosa es una enfermedad común en muchas partes del mundo; se estima que alrededor del 70% de la población mundial se ve afectada por este problema. En América del Sur, África y Asia la prevalencia es del 50%, pudiendo alcanzar un 100% en países como Japón y China.

 

Dentro de los síntomas más frecuente están:

  • Diarreas
  • Distensión abdominal
  • Náuseas
  • Flatulencias
  • Pérdida de apetito
  • Cólicos intestinales

 

Una vez que él médico ha diagnosticado estas afecciones, en el caso de padecer alergia a la leche debe establecerse una alimentación exenta de proteínas de leche de vaca: quesos, yogurt, leche, postres a base de leche. Por otro lado, en el caso de presentar intolerancia a la lactosa, se debe eliminar parcial o totalmente de la alimentación aquellos alimentos que contengan lactosa en su composición (leche y productos lácteos), sin embargo, ahora existen alternativas que te permitirán disfrutar lo bueno de la leche como: leche LA LECHERA ® deslactosada, leche en polvo modificada LA VAQUITA ® deslactosada y leche SVELTY ® deslactosada. Cada organismo es distinto así que no olvides consultar con tu profesional de salud de preferencia.


Referencias Bibliográficas

· Vénica, C. I., Perotti, M. C., Wolf, I. V., Bergamini, C. V., & Zalazar, C. A. (2011). Intolerancia a la lactosa. Productos lácteos modificados. Tecnología Láctea Latinoamericana, 65, 50-55.

· Martín, A. P. (2013). Alergia a proteínas de leche de vaca. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en Pediatría. Protoc diagn ter pediatr, 1, 51-61.

 

Artículos NHW